martes, 23 de octubre de 2012

Un torrente fuego




"Un torrente de fuego dentro de mí, pero no mío porque no me obedece ni yo lo evoco, un torrente de fuego brota dentro de mí por su cuenta y se dirige hacia ti, quiere desembocar en ti e incendiarte para que los dos ardamos en los cerros lejanos, nos elevemos en el cielo nocturno espantando las tranquilas estrellas, derritiendo las nieves de los Andes; quiere meterse contigo en los bosques de la noche para despertar, asustar, dispersar águilas y cóndores. Sospecha los volcanes de tu cuerpo, quiere desafiados a erupciones violentas, ¡ah! La dulce lava, las ígneas caricias calcinando inocentes colinas, tiernas sementeras, los millones de insectos en bochinche frenético, chisporroteando, crepitando muerte.

Un torrente de fuego dentro de mí quiere incendiarte para que ardamos en incontables aventuras de fuego hasta convertirnos en agua mansa, en este río nuestro y nos durmamos fluyendo tiernamente."

José Manuel Briceño Guerrero (Jonuel Brigue).  El garrote y la máscara.  Pág. 31

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada