jueves, 11 de abril de 2013

La mujer, según Kant



"La mujer tiene un sentimiento innato para todo lo bello, bonito y adornado. Ya en la infancia se complacen en componerse, y los adornos las hacen más agradables.  Son limpias y muy delicadas para lo repugnante.  Gustan de bromas, y les distrae una conversación ligera, con tal de que sea alegre y risueña. Tienen muy pronto un carácter juicioso, saben adoptar aire fino y son dueñas de sí mismas; y eso a una edad en que nuestra juventud masculina bien educada es todavía indómita, basta y torpe.  Muestran un interés muy afectuoso, bondad natural y compasión; prefieren lo bello a lo útil, y gustan de ahorrar de superfluidades en el sustento para sostener el gasto de lo vistoso y de las galas.  Son muy sensibles a la menor ofensa, y sumamente finas para advertir la más ligera falta de atención y respeto hacia ellas.  En una palabra, representan, dentro de la naturaleza humana, el fundamento del contraste entre las cualidades bellas y las nobles, y el sexo masculino se afina con su trato."

Inmanuel Kant. Lo bello y lo sublime. Pág. 40


2 comentarios:

  1. Entonces Kant es uno más de los responsables de esa concepción de género maniquea y muy poco generosa para el montononón de mujeres que no entran en ese perfil de tiernas, alegres, risueñas, limpias, delicadas, ligeras y superficiales. Entiendo su buena intención, especialmente en su época, y que este texto lo que busca es ser un halago, pero eso no lo exime de responsabilidad en la generación de millones de frustraciones de féminas que no entran por ese carril, sencillamente porque sus personalidades no corresponden con esa caracterización... Y tranquilo, que sé que la manipulación históricamente ha sido para los dos sexos y que los hombres también han sido víctimas de sexismo. Porque, ¡ay del hombre que no luzca bien macho!... Es eso: la atribución de características de género definitivas y casi excluyentes, y que sigue haciéndose, de espaldas a la inmensa diversidad que nos caracteriza... En fin, aquí leyendo tus recortes. Jeje.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, justo por el estereotipo que define lo cité. Más adelante en el mismo libro habla de que el sexo femenino debería ser limitado en cuanto a sus derechos, porque es hermoso y débil.

    ResponderEliminar